Lo que el viento se llevó, ¿un final censurado?

A raíz del estupendo artículo de Navaja sobre Casablanca, un lector pedía que comentáramos otra frase bastante mítica del Hollywood clásico traducida de forma un tanto dudosa en el doblaje español: el final de Lo que el viento se llevó, en el que Rett Butler le dice a Escarlata Frankly my dear, I don't give a damn en inglés, Francamente querida, eso no me importa en la versión doblada. Ya hace tiempo que tenía en la cabeza hablar de esa frase, así que aprovecho la petición como excusa para hcerlo.

En mi opinión, el principal interés de Lo que el viento se llevó, que ha contribuido a esa aureola mítica que no tienen otras películas seguramente superiores en otros aspectos, reside en lo transgresor de la conducta de los dos protagonistas: tanto Rett como Escarlata se nos presentan como personajes amorales, nada edificantes y sin embargo mucho más atractivos y simpáticos para el espectador que los tradicionales buenos del cine clásico, que serían los muy sosos Ashley Wilkes y Melania, algo muy moderno e inusual en el cine de aquella época. El final un tanto abrupto, que no es feliz pero que tampoco acarrea la muerte de ninguno de los dos, que era la única posibilidad de redención que el cine de entonces ofrecía a personajes tan poco convencionales, es otra singularidad importante de la película, por lo que tiene su interés analizar una frase que, por otra parte, tiene su propia entrada en la Wikipedia anglófona y fue aclamada como la sentencia más celebre del cine en 2005 por el American Film Institute.

I don't give a damn es una expresión no abiertamente grosera ni malsonante, pero desde luego impropia de un lenguaje educado. Ni lo sé ni me importa sería una traducción adecuada para I don't care, pero I don't give a damn es un registro más grosero. Alguna vez he leído que la auténtica frase final de Lo que el viento se llevó es me importa un carajo; son matices que cada persona puede ver de forma distinta, a mi personalmente me parece un tanto excesivo (me importa un carajo sería en inglés más bien I don't give a shit). En una película actual se diría me la suda o me la trae floja; naturalmente estamos hablando de una película estrenada en España en 1950, cuando esas expresiones seguramente no existían, pero algo del tipo me la trae al fresco, o me trae sin cuidado habría sido más próximo a la impertinencia de la frase original que el excesivamente formal ni lo sé ni me importa. Probablemente esta traducción más pacata se trata de un ejercicio de censura; si ya la frase era fuerte para Estados Unidos, puesto que hasta entonces el famoso código Hays de censura prohibía expresamente su uso, imaginémonos para las autoridades franquistas.

Además de lo interesante de ver lo habitual que era en aquella época la traducción de los nombres propios (Escarlata, Melania), una opción que hoy parece trasnochada, o lo políticamente incorrecto de reproducir en el doblaje el acento de los actores negros, aprovecho la ocasión para comentar lo acertado del título Lo que el viento se llevó. El original es Gone with the wind, pero los ingleses utilizan la voz pasiva mucho más que nosotros por lo que una traducción del tipo Arrastrado por el viento habría pecado de literal. Lo que el viento se llevó, aparte de ser igual de evocador que el original, es muy eufónico; para no perder esta eufonía, cuando el film se dobló al resto de las lenguas de España durante los años 80, los adaptadores gallegos tuvieron la acertada idea de no llamarla O que o vento levou, que los hablantes hubieran apocopado rápidamente a O co vento levou, que suena más bien feo, y reformularla en su lugar Foise co vento.

26 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Bueno, ya sabéis cómo soy yo, así que no os extrañaréis de cómo lo hubiese traducido: "Francamente, querida, no se me da un ardite", o ya en el colmo de la obscenidad "no me importa un higo".

Respecto al doblaje de la película, me parece encantador y de un gran valor sociológico e histórico. También la he visto subtitulada, y no me acuerdo cómo era la versión original de mi frase preferida de la película, pero seguro que en inglés no puede sonar tan bien como "No transijo con Escarlata". Volverla a doblar ahora me parecería un crimen.

Dan dijo...

La original creo que es, "Frankly, my dear, I don't give a damn"

A mi me gusta lo de "me importa un bledo". Sin ser escandalosamente soez, tiene un toque de malencaramiento, desagrado y, sobre todo, vulgaridad ,que es lo que el original quiere trasmitir.

Suena fuerte y ofensivo pero al mismo tiempo casa perfectamente con la época de la traducción.

Lo e "no e me de un ardite" me suena más bien a literatura del Siglo de Oro.

La navaja en el ojo dijo...

Qué extraño porque yo toda la vida he creído que la frase era "Francamente, querida, me importa un bledo", cosa que sí viene en la wikipedia castellana con entrada propia, igual que la que comentas de inglés. Y ahora que lo has mencionado, lo he escuchado en Youtube y es verdad que no es eso lo que dice, sino: "Francamente, querida, eso no me importa".

Es raro, ¿no? La frase famosa con la palabra "bledo" (que hoy en día suena anticuado, pero para la época supongo que era una buena traducción de "damn") no es la que dicen. Quizá sea como las frases de Casablanca, que se ha hecho famosa sin que se diga realmente en el doblaje.

También he mirado en la página eldoblaje por si acaso, como decía la persona que preguntó por ello en el artículo de Casablanca, hubiese más de un doblaje, con diferentes versiones. Pero al parecer sólo hay uno de 1949. Esta misma persona también menciona lo del "bledo", al igual que Dan, que lo acaba de escribir; así en algún sitio lo tenemos que haber escuchado todos, pero no sé de dónde saldrá esta frase que es mucho más famosa que la que está en realidad en el doblaje. Qué cosa lo de las famas.

Ernesto dijo...

Pues les contare.... a principios de los 90s se emitio en la television peruana la edicion coloreada de la peli, pero se notaba que tenia el doblaje clasico (que escuche en algun doblaje de Cary Grant), y ... la frase era la de "me importa un bledo".

Lo mas probable es que alguno de uds haya escuchado en algun momento la version latina, y luego la version española, de ahi la confusion.

Komond dijo...

Ernesto, por un momento me metiste hasta la duda, pensé que había visto siempre versiones coloreadas de esta película pero no... es que es en color, no está coloreada.

Nada, solo por añadir eso. Y bueno, buena entrada, desde luego lo de "francamente querida, eso no me importa" es muy suave, pero lo de "ni lo sé ni me importa" ya me sonaría algo más ofensivo. Deduzco que lo de "me importa un bledo" será lo que mejor pegue... pero a mi me suena algo infantil no sé. Quizás la solución estaría en que le hubiera hecho una pedorreta y así no habría que doblar nada... pero ya sabemos como son los censores con las pedorretas.

Komond dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Komond dijo...

Por cierto, os ha dado por citas célebres, ya sólo os falta analizar toda la lista Premiere 2007 una a una y vemos en que porcentaje se puede decir que el doblaje ha jodido frases míticas de la historia del cine y en que medida se podría haber evitado.

"As God is my witness, I'll never be hungry again!" was voted as the #76 of "The 100 Greatest Movie Lines" by Premiere in 2007

Mítica "A Dios pongo por testigo, de que jamás pasaré hambre!". Allí es más famosa la que comentáis, seguramente sea cosa del doblaje... pero es que "A Dios pongo..." suena muy potente.

vetustense dijo...

Mira, otra igual. Yo la había oído como "---que nunca volveré a pasar hambre".

Lo de "A Dios pongo por tstigo" queda muy bien, muy épico, muy de "frase para la posteridad".

Aunque también tienes el más castizo: "Que baje Dios y lo vea"

geminisdespechada dijo...

con lo de 'A Dios pongo por testigo' habías comentado ya algo del 'de que'?

La navaja en el ojo dijo...

Lo correcto es decir "de que". Una persona es "testigo DE algo", no "testigo algo". Lo que pasa es que, como se ha hablado tanto del dequeísmo, existe también la tendencia contraria que consiste en quitar los "de" cuando realmente sí hacen falta: "Darse cuenta de algo", "deber de algo" (en el sentido de suposición), etc...

Dillinger is dead dijo...

Curioso, a mi no me suena haber oído nunca lo de "me importa un bledo" en la película. Pensé en poner "me importa un bledo" o "un comino" como alternativas de traducción, me suena muy trasnochado pero en la época en que se dobló la película tal vez habría quedado bien.

"Lo que el viento se llevó" es en color pero da la sensación de ser coloreada porque se adelantó mucho a su tiempo al hacerla en color (el color no se popularizaría hasta los años 50 para los grandes estudios y hasta muy entrados los 60 o incluso los 70 para cine independiente) y la técnica todavía era un poco tosca.

"A Dios pongo por testigo de que nunca volveré a pasar hambre", creo que decía el doblaje español. Estupenda frase.

La navaja en el ojo dijo...

En la película, no; pero te sonará haberlo oído por la vida. De hecho, es como es famosa la frase (véase wikipedia). El misterio está en de dónde viene eso y cómo se popularizó. ¿Será realmente de un doblaje latinoamericano, como apunta alguien? Me extraña. ¿Será que cuando se empezó a hablar de la peli, quienes hacían comentarios manejaron esta buena traducción de la frase que realizaron ellos mismos?

La navaja en el ojo dijo...

Bueno, ya lo he averiguado. Gracias a este interesantísimo artículo sobre el tema en el blog Viento Escarlata. En él nos dicen:

En la película oímos: “Francamente, querida, eso no me importa”.

La traducción de la novela, a pesar de la mayor permisibilidad de la que disfrutaban los libros, optó también por la versión más suave: “Querida mía, no se me da un ardite” (Aymá)“Querida mía, me importa un comino” (Ediciones B)

“Francamente, querida, me importa un bledo” (Subtítulos de la Versión Original Subtitulada emitida por TVE, 2 de julio 1988) ¡Ajá!Aquí tenemos el bledo de marras.

En el mismo artículo se cuentan bastantes curiosidades más sobre ello (doblaje al gallego, doblaje de un fragmento en That's Enterntainment, etc…).

SuperSantiEgo dijo...

¿De verdad en una de las traducciones decían "ardite"? Jo, qué bueno soy.

La navaja en el ojo dijo...

¿No lo dijiste por eso? Me has dejado de piedra.

caveat emptorium dijo...

Hola,
Francamente, queridos... muchas gracias por citar nuestra humilde recopilación de "ardites", "bledos", "cominos" y demás variaciones del famoso "damn".

Aventuro una teoría sobre la preponderancia del "bledo" sobre el "no me importa" a la hora de citar la frase de Rhett: la película se estrenó en los países hispanohablantes de América unos años antes que en España, y allí, como indica Ernesto, se utiliza el "bledo" (¿quizás también en la traducción de la novela?); esos años de ventaja podrían haber cimentado la frase en la cultura general colectiva...

Aprovecho para felicitaros una vez más por este espacio tan ilustrativo.
Saludos

Dillinger is dead dijo...

Estamos hablando de una película de superéxito mundial en su día que a España llegó con la friolera de 11 años de retraso, por lo que es muy probable que durante ese tiempo circularan todo tipo de rumores y se desvelaran detalles de sus diálogos, sobre todo de una frase final tan famosa. Puede ser que lo del "bledo" se contara en las revistas de cine de la época y se forjara el mito a partir de ahí. Esto es pura elucubración, claro.

La navaja en el ojo dijo...

Me imagino que será una mezcla de todo ello. Pero, mira, qué alegría, la buena traducción ha subsistido y el mito se ha podido trasladar a nuestro país a pesar del mal doblaje, a diferencia de lo que ocurría en Casablanca. Qué alegría o qué alivio.

moscacojonera dijo...

qué bueno.... esa idea que tiene uno de que ya conoce la peli... y resulta que no, que cada uno recordamos un final distinto... que resulta que no dice ni bledo ni comino al final...

Admito que me encantan estos artículos sobre pelis que todos creemos que conocemos bien.

Amaia dijo...

No conocía este blog, y me encanta.

Qué importantes son las palabras, ¿verdad? Nunca dejará de apasionarme la lingüística.

Xander_VJ dijo...

Hmmm, hombre, como dice Beatriz será una mezcla de todo un poco.

Yo recuerdo especialmente una parodia que hizo Martes y 13 de la famosa escena en la que Millán Salcedo decía lo de "me importa un bledo". (Acto seguido se pone el sombrero... el cual tenía agua y el tío acababa empapado XD)

Aunque yo me acordaba del "eso no me importa", no por la película (confieso que no la he visto, y eso que mi madre es fan ardiente de la misma), sino por el anuncio de la película, que recuerdo que una vez le dieron mucho bombo en Antena 3.

Musa Ambulante dijo...

Yo también estaba convencida de que la frase era "Francamente, querida, me importa un bledo". Se me acaba de caer un mito :D :D Hubiera sido una buena traducción.



Pero bueno, nos conformaremos con los subtítulos ;)

¡Un saludo!

Alan dijo...

Estoy de acuerdo con Dillinger en que "me importa un bledo" (que es, efectivamente, la frase en el doblaje latinoamericano) o "me importa un comino" son las mejores traducciones.

Lo curioso es que la academia de Hollywood, en EEUU, quiso censurar la frase. Querían que dijera "I don´t care", porque lo de "damn" sonaba demasiado violento para la época. Por eso también la frase se hizo tan famosa. Al doblarla de acuerdo a la forma censurada, en España perdió toda su fuerza.

Halime Holguin Bustos dijo...

hola! genial blog..
quisiera añadir que para latinoamerica en la pelicula de lo que el viento se llevó, la ultima frase de red se traduce ... me importa un bledo.. bledo pro la real academia de la lengua significa: Cosa insignificante, de poco o ningún valor. y ademas tiene un tinte de grosería...

Factotum dijo...

Como que me la trae al pairo... (que no es soez, o sí, todo depende)

Factotum dijo...

Como que me la trae al pairo... (que no es soez, o sí, todo depende)