Woody Allen y polvo de estrellas

Por fin se ha editado en DVD Stardust memories, uno de los títulos de Woody Allen más difíciles de conseguir hasta ahora en España. Esta película se había estrenado en su día con el título de Recuerdos, que ahora incomprensiblemente se ha modificado para el DVD convirtiéndolo en Recuerdos de una estrella.

Stardust quiere decir polvo de estrellas, pero es el nombre del hotel en el que transcurre la acción de la película, cuyo título significa por lo tanto Recuerdos del Stardust. Naturalmente el nombre Stardust no se ha elegido al azar sino por sus connotaciones cinéfilas, que ya había utilizado el inefable Carlos Pumares para llamar a su aún más indescriptible programa radiofónico, pero aún así la decisión tomada en su día de acortar el título español a recuerdos resulta bastante más aceptable que intentar traducir el nombre del hotel. Lo de Recuerdos de una estrella, aparte de un intento un tanto casposo de hacer el título más comercial, viene seguramente de la traducción literal del inglés y revela que quien lo ha elegido no ha visto la película y no se ha dado cuenta de que Stardust es un nombre propio.

Parece una obviedad, pero las distribuidoras olvidan que hay que verse la película antes de elegir su título. Resulta curioso que a la hora de editar las películas en DVD se desaproveche muchas veces una buena oportunidad de cambiar algunos títulos erróneos y sin embargo en esta ocasión se haya estropeado uno que no estaba mal.

5 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Tienes mucha razón, sobre todo en lo de que sólo se revisa lo que no necesitaba ser revisado.

Por otro lado, el polvo de estrellas es una cosa científica, ¿no? Astronómica, que yo sepa. Claro, en inglés suena muy glamouroso y en español no suena a nada, salvo que nos suene mal por lo de "polvo", pero me imagino que nadie se da cuenta de que se refiere a algo espacial. En uno de los blogs colegas de otro de los tuyos, lo explican. Lo digo porque me parece que verlo de esta forma lo convierte en algo absolutamente prosaico.

Olli Carreira dijo...

En prensa se dice: "no dejes que la realidad te estropee una buena noticia".
Hablando de distribuidoras de cine, podríamos decir: "no dejes que una buena película te estropee un título comercial con el que vender un 20% más"

Aldo dijo...

Hola, saludos desde Argentina.
Es verdad que Stardust es un nombre propio, pero no sólo hace referencia al nombre del hotel en el que transcurre la acción de la película. Es más bien un juego de palabras referido especificamente al título de la popularísima melodía que se escucha en la banda de sonido interpretada por Louis Armstrong. "Stardust", más conocida como "Polvo de estrellas", es una canción muy importante para el jazz, una melodía conocidísima grabada por los más grandes intérpretes. Hoagy Carmichael (Indiana, 1899 - California, 1981) grabó por primera vez "Polvo de estrellas" ("Stardust") en 1927.

Abuelo Igor dijo...

También este año se ha editado “La mariée était en noir”, de Truffaut, como “La novia vestida de negro”, en lugar de “vestía”, traducción exacta que era la conocida hasta ahora. ¿Un participio es más comercial que un imperfecto?

Por otro lado, “La leyenda de la mansión del infierno”, peli de terror de John Hough, se ha visto reducida de categoría en la portada del DVD, pues ahora la “mansión” es lisa y llanamente “casa”. ¿Se habrá vendido más la peli al reducir las ínfulas señoriales del caserón maldito?

Puestos en ese plan, que le cambien también el título a la novela gótica de Charles Maturin, “Melmoth el errabundo”, y la dejen en “Melmoth el vagabundo”, que lo otro suena añoso y ya nadie lo traduciría así.

Galileus dijo...

Woody Allen es uno de mis directores favoritos. De su producción, mis favoritas son: Manhattan y Annie Hall. Me ha sido super provechoso leer tanto el bien documentado post tuyo, así como los comentarios de tus lectores. De hecho apenas pueda veré "Stardust Memories".