Nouvelle vague francesa: de golpes, escapadas y pollos

La nouvelle vague (nueva ola) francesa supuso una revolución durante los primeros años 60 que cambió y modernizó la forma de entender el cine dentro y fuera de Francia. La nueva tendencia, mucho más comentada y exitosa en su momento que el cine oriental o cualquier otra moda de hoy en día, fue copiada en casi todos los países, hasta en España se habló del "nuevo cine español". Curiosamente, el mismo término traducido al portugués (bossa nova) se utilizó pocos años más tarde para hablar de la nueva música brasileña que fundía la samba con el jazz y la música melódica anglosajona. Y a finales de los 70 los grupos que partiendo del punk cambiaron el panorama de la música pop, como Blondie o Police, recibieron también el nombre de new wave.

Pero volviendo a la nouvelle vague francesa original, el estallido del movimiento se produjo con tres películas presentadas en el festival de Cannes de 1959 cuyos títulos tuvieron curiosas traducciones al español. La primera, Hiroshima mon amour de Alain Resnais, destaca precisamente por haberse estrenado en España con su título original sin traducir, algo que hoy nos parece habitual pero muy sorprendente para la época y que seguramente no hubiera ocurrido de haberse tratado de un film más comercial. La segunda es la famosa opera prima de François Truffaut, Los 400 golpes (Les 400 coups), típico ejemplo de frase hecha traducida de forma literal y por lo tanto incorrecta en casi todos los idiomas. Faire les 400 coups es una expresión francesa que tiene su origen en los 400 cañonazos (coups de canon) que recibió la ciudad de Montauban durante la época de las guerras de religión; con el tiempo pasó a decirse de alguien que lleva una vida desordenada y caótica que il fait les 400 coups; aplicado a un niño o un adolescente, como es el caso de la película, puede referirse a hacer muchas travesuras o estar fuera del control de los adultos; si se habla de alguien de más edad, entonces quiere decir ser juerguista y tal vez libertino. La traducción al español podría ser la vida loca o hacer las mil y una, expresiones que, como la original en francés, suenan un poco añejas. Los 400 golpes es una muy mala traducción porque no tiene ningún significado para nosotros.

La tercera película que inauguró la nouvelle vague fue Al final de la escapada de Jean Luc Godard; el título original del film en francés es À bout de souffle, que quiere decir sin aliento. En inglés se tradujo adecuadamente por Breathless, y de hecho Vivir sin aliento fue el título español del remake americano, protagonizado por Richard Gere, que se estrenó durante los años 80. En español es difícil decir si Al final de la escapada es una traducción muy libre o simplemente equivocada; bout es en francés el extremo o el final de algo, por lo que Al final de la escapada, extraño título que no acaba de tener un significado definido en español, podría ser una traducción literal por parte de alguien que no tenía muy claro el sentido de souffle en este caso.

Por último, otro autor importante de la nouvelle vague, Claude Chabrol, se especializaría con los años en cine negro francés o polar, y sufriría también la literalidad en las traducciones cuando en los años 80 estrenó Pollo al vinagre. Poulet au vinaigre, título original, tiene un doble sentido en francés puesto que poulet es una forma de llamar en argot a los policías, igual que aquí se les llama maderos. Mantener el doble sentido es imposible en español, pero para un espectador francés el título Poulet au vinaigre es perfectamente coherente con una película policíaca y eso se ha perdido en la traducción, además de que apostaría que, como en el caso de Los 400 golpes y tal vez en Al final de la escapada, quien puso el título no comprendió el sentido del original.

9 comentarios:

Redwine dijo...

¿Qué tal "Poli a la naranja"?

Abuelo Igor dijo...

O sea, que lo de "Living la vida loca" de Ricky Martin no es sino un sutil homenaje, que nadie captó, a las andanzas del pobre Antoine Doinel.

Abuelo Igor dijo...

Ahora en serio, algo realmente bestial me lo encontré no hace mucho con la edición en DVD de una peli de Resnais llamada "L'amour à mort", cuyo título en español quedaba así: "El amor ha muerto", para enfado de los que pasamos media juventud memorizando cuando se usaban los auxiliares "avoir" y "être" en el "passé composé".

Dillinger is dead dijo...

Anonadado me quedo con lo de "el amor ha muerto", sobre todo para una peli cultureta cuyo público potencial tiene en su mayoría conocimientos al menos elementales de francés. Como mal de muchos consuelo de tontos, lo de utilizar "avoir" como auxiliar en lugar de "être" es un error que cometen los propios franceses (aunque en todo caso sería "L'amour a mort", no "L'amour à mort"). Gracias por la información.

Chusa dijo...

¿Qué significa "L'amour à mort"? ¿"Amor hasta la muerte"? ¿"Amar a la muerte"? No se francés.

Dillinger is dead dijo...

Perdón por darlo por supuesto, "à mort" quiere decir "a muerte", con el mismo sentido que esa expresión tiene en español, es decir, para hablar de condenados a muerte o de una lucha a muerte, etc. El título de la película es "el amor a muerte", que suena, que yo sepa, igual de raro y a la vez de sugerente en francés que en español, por lo que lo más correcto sería dejarlo así.

Chusa dijo...

Merci

La navaja en el ojo dijo...

No sabía lo que significaba 400 coups. Muchas gracias porque siempre me pregunté a qué venía. Pensaba que era los que recibía el niño y tanto no le pegan. Por cierto, película muy sobrevalorada (como ocurre con las que pertenecen a movimientos rompedores) y muy poco memorable.

Lo de la escapada es cierto que resulta demencial. Es gracioso porque la gente que no sabe francés o sabe muy poco, cree que souffle es esa cosa que se mete en el horno y crece de forma desproporcionada. Y pronuncia A bú de suflé.

¿De verdad tradujeron aquí esa película como “El amor ha muerto”? Qué burrada, pero es que no me suena. No sólo lo que dices tú, a cualquiera que haya estudiado un pelín de gabacho, ese acento en la à le tenía que llevar por buen camino. Vaya, lo he escrito y justo he leído que lo del acento ya lo había comentado Dillinger.

Puede que fuese una traducción hecha ahora para el DVD y que, cuando se estrenó, se mantuviese el título francés. Si hubiese tenido título español, aparecería en el spanishimdb. Lo gracioso es que, como no me sonaba nada, lo he buscado en Google y me ha salido una web en la que, partiendo de este título mal traducido al español, se han inventado el francés: “El Amor Ha Muerto (L’Amour Est Mort, 1984).”

La navaja en el ojo dijo...

No tiene nada que ver, pero lo pongo aquí porque es la entrada más reciente. En Algo más que traducción señalan un artículo muy interesante sobre el mito de la brevedad del inglés (http://www.medtrad.org/panacea/IndiceGeneral/Pana9_revision_lopezciruelo.pdf?. En él se dice que si los textos traducidos resultan más largos es porque se tiende a explicar en lugar de traducir. Puede ser.