Qué me quieres amor: de gallegos y galleguismos

¿Qué me queres, amor?, libro de relatos de Manuel Rivas, fue hace unos diez años uno de los mayores éxitos de crítica y ventas de la literatura gallega contemporánea. De acuerdo, en este blog en teoría no se habla de traducciones de libros sino de películas, y que uno de los relatos de ¿Qué me quieres, amor?, como se le llamó en castellano, diera origen al film La lengua de las mariposas no es más que una excusa. Pero lo cierto es que en gallego es habitual el uso enfático, sin auténtico significado léxico, del pronombre, fenómeno al que se suele llamar pronombre de solidaridad. En un contexto familiar o poco formal son habituales réplicas como estas:

-Fulano, ¿estás ahí? - Estou, ¿qué me queres?
o
-¿Xa chegou a tua muller? -Ainda non, ¿qué lle queres?

Supongo que no es necesaria la traducción y que se puede observar que estos pronombres me, lle que aparecen son meramente enfáticos y no son traducibles literalmente al castellano. No sé muy bien qué sensación le dará el título ¿Qué me quieres, amor? a un lector del resto de España, a los gallegos desde luego esta traducción nos suena a castrapo, que es como aquí llamamos al castellano muy contaminado de galleguismos o al gallego muy contaminado de castellanismos hasta el punto de no ser una lengua ni otra sino una especie de dialecto intermedio. El título correcto en castellano normal sería simplemente ¿Qué quieres, amor? o tal vez ¿Qué quieres de mí, amor?

Este tipo de construcciones, que los guionistas y redactores gallegos deben evitar al trabajar en castellano, podrían utilizarse cuando se quiere caracterizar a un personaje de una película como gallego: en lugar de caer en la parodia burda, decir todo acabado en iño y hablar con el típico tonillo cantarín, haciendo un pequeño trabajo de investigación lingüística se podría matizar muy bien un personaje e imitar la auténtica forma de hablar propia del noroeste. Ahí van algunos consejos para guionistas o actores que no quieran hacer el chiste de gallegos sino parecer naturales:

- Al igual que sus vecinos y gemelos lingüísticos portugueses, los gallegos no emplean los tiempos verbales compuestos. Salvo que hagan un esfuerzo consciente por evitarlo, nunca dirán ¿Qué has hecho hoy? sino ¿Qué hiciste hoy?, ni ¿Has ido alguna vez a París? sino ¿Fuiste alguna vez a París? Un caso ya menos sutil, y por lo tanto no tan frecuente, de lo mismo sería el no utilizar el pretérito pluscuamperfecto y sustituir Ya te lo había dicho yo por Ya te lo dijera yo.

- Tampoco son habituales en gallego los verbos reflexivos. Se habla de casar y no de casarse, de reír y no de reírse, y sobre todo, de marchar en lugar de irse. ¿Ya marcháis? se escucha en Galicia con mucha más frecuencia que ¿Ya os vais? Sumando esta regla a la anterior, Fulano ya se ha ido se convierte en Fulano ya marchó.

- Es frecuente el uso de una perífrasis verbal incomprensible para los no gallegos: dar + participio: no lo doy hecho, en lugar de no soy capaz de hacerlo, o esta película no da acabado, en lugar de no se acaba nunca.

- Algo muy típicamente gallego es responder a una pregunta de sí o no con un bueno, que quiere decir ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Y ese bueno, perfecta metáfora del carácter local, sí debería ir con el tonillo característico que los actores ponen continuamente cuando hacen de gallegos pero que los gallegos reales no siempre usan.

- Es curioso el uso enfático del adverbio aún sin su significado habitual de todavía: Aún ganas bastante dinero no quiere decir en Galicia que ahora ganes bastante dinero pero que pronto vayas a dejar de ganarlo, sino que es una forma de decir ¡Vaya! Ganas bastante dinero.

Como es lógico, el uso de algunos de estos galleguismos, y de muchos otros que sería largo enumerar, irá a menos cuanto más tiempo haya pasado alguien fuera de Galicia o conforme aumenta el nivel de estudios y con él el discernimiento entre el léxico castellano y el gallego, que se mezclan muy fácilmente por la enorme proximidad entre las dos lenguas; aunque algunos puntos, sobre todo el del poco uso de los tiempos verbales compuestos, son casi inherentes a la forma de hablar de todos los naturales del noroeste. Aunque las traducciones entre gallego y castellano no son frecuentes en el audiovisual, conviene tener los galleguismos presentes para evitarlos o para utilizarlos cuando sea conveniente.

14 comentarios:

SuperSantiEgo dijo...

Lo que se hace con el gallego fuera de Galicia es sangrante, pero a veces se queda corto con lo que se hace en la misma Galicia. Por ejemplo en Mareas Vivas, que tenía cierta coña, ponen a los aldeanos a hablar con acento y particularidades dialectales da Costa da Morte como la gheada y el seseo, pero luego el señor juez es de Coruña y la señora doctora de Vigo (por lo visto los de Vimianzo y los de Foz no van a la universidad, sólo los de ciudad), y los dos hablan un con el famoso acento neutro y la sintaxis del gallego normativo.

Lo que se dice de quitarse el sombrero.

Ernesto dijo...

Seria interesante saber si todas estas peculiaridades fueron las que dieron origen a los famosos (en todas partes menos en España... para variar) "chistes de gallegos".

Chusa dijo...

Verás Ernesto, el que los chistes de "gallegos" sean famosos en todas partes menos en España, no es para variar; es por la misma razón por la que los "sudacas" sólo se llaman así en España.
Como hubo mucha emigración desde Galicia hacia latinoamérica, (y de Asturias,y de Cantabria...)el "racismo" de los paises de acogida invento el "gallego" como apelativo burlesco hacia todos los españoles. En Sudamérica pueden llamar "gallego" a un señor de Albacete y quedarse tan anchos. Por eso los chistes de gallegos no tienen sentido en España. Aquí se hacen chises de Lepe.

SuperSantiEgo dijo...

Sí, Ernesto, vas un poco desencaminado. Además cuando los argentinos cuentan chistes de gallegos se están refiriendo a otro argentino, pues allí el que no es descendiente de gallegos lo es de italianos, y otras procedencias en menor medida.

Los gallegos bastante tenemos con que en el diccionario de la RAE "gallego" sea sinónimo de "ladrón y persona poco de fiar".

Creo que ya lo han quitado, no vaya a ser que eso contradiga que en España siempre nos quisimos mucho y siempre hubo muy buen rollito entre todos.

jalop dijo...

Que conste que todas estas peculiaridades no son ni más ni menos extravagantes que las que encontraríamos analizando el castellano que se habla en cualquier otra comunidad de España o de otro país hispanohablante, he hablado de Galicia porque soy gallego y me conozco los galleguismos al dedillo, pero de hecho le he propuesto a Navaja hacer otro post sobre catalanismos y sobre madrileñismos.

Ernesto dijo...

Vamos... no maten al mensajero por favor, quizas deba explicar que en algun momento entre los 60s y 70s se hizo mucha produccion desde Argentina y a la vez sus comediantes (Porcel y Olmedo por ejemplo) se hacian conocidos, y otros aprovechando el tiron se iban de gira por los demas paises dando a conocer los chistes de gallegos, que llegando a estos nuevos lugares perdian un poco el contexto original (español = gallego) y se entendian literalmente.

De ahi mi pregunta inicial, si justamente el hecho de que haya habido una comunidad gallega (de Galicia) tan fuerte en Argentina (no lo se, no soy argentino) impregnada de todas esas peculiaridades lingüisticas ya comentadas, alejadas seguramente de la norma argentina de entonces, haya sido parte del motor que origino la tradicion de dichos chistes.

Ernesto dijo...

Regresando a la frase original, hay una variante de esa "mala traduccion" que ya cobra sentido pero requiere una frase auxiliar:

"¿Que me quieres amor? .... eso dices ahora"
"¿Que me quieres amor? ..... pedazo de mentirosa"
"¿Que me arreglas el coche? .... mejor no"

Que si, que se aleja del sentido original de la frase, pero la verdad es que visto a vuelo de pajaro, esa sentido de acepciones es la que pasa por la cabeza de quien ve la portada de dicho libro. Estamos ante un "falso amigo", creo yo.

La navaja en el ojo dijo...

Si no llevase tilde, así habría que entenderlo. Es verdad.

Dago dijo...

Les quería comentar (por si alguien viaja)en Argentina "Gallego" suele emplearse
a cualquier español o hijo de español y es en sentido cariñoso, al igual que "negro" y "loco" en Argentina es un apodo de afecto.
Para que sea hiriente se le tendría que agregar " de mierda" y si ya estamos en presencia de un insulto.
Hace poco un jugador negro recien llegado al pais(jugó en River) estaba un tanto deprimido ya que la hinchada coreaba "negro, negro" en sentido de afecto y de bienvenida y el entendia que lo estaban insultando.
Cuando comprendió, se hecho a reir y se alivió.
A veces saber a medias es peor que no entender nada.Un abrazo.

Elperejil dijo...

Dentro de las expresiones gallegas que descolocan a los de fuera, una de mis favoritas, es el "¿E logo?" que, literalmente, se traduciría por "¿Y luego?", pero que realmente significa "¿Por qué?". A un amigo de Málaga, con el que trabajé, al principio le despistaba muchísimo y luego se convirtió en una de sus expresiones gallegas favoritas.

Y ya que "Dillinger is dead" es vigues, como el menda -aunque, mira tú por donde, vivo en A Coruña-, ¿qué me dices de esa genial expresión viguesa que es "patatillas"?

Para los, pobres, que desconozcan este genial hallazgo del léxico popular vigués, patatillas = patatas fritas de bolsa, para diferenciarlas de "patatas fritas", estas las que fríes en la sartén o te ponen, fritas y cuadraditas, en el MacDonalds o donde sea.

Sé que parece una tontería, pero es una distinción genial y muy cómoda. Hace tiempo se la hoy a una chica de Coruña y me dejó intrigado, pues sabía que ella no era de Vigo. Le pregunté y resulta que se la había pegado un chico con el que había salido hace años... y ya la usaba habitualmente.
Y yo ya se la he pegado a mi mujer, a su hermana y a mi cuñado (que son de Ferrol) y a unas cuantas personas más en el trabajo...

Creo que los vigueses acabaremos consiguiendo que aparezca en el diccionario de la RAE como "patatillas = patatas fritas de bolsa". Así que, todos, repetid conmigo: "Pa-ta-ti-llas"... ;P

Elperejil dijo...

¡¡¡Dios!!!

hoy = oí

Lsa prisas y el no revisar lo que se escribe. No sé que tenía en la cabeza. Menuda burrada... y más en una página dedicada a la lengua (en otros blogs, por ahí, se ve cada cosa que como diría uno del Morrazo, "¡Mi ma!").

Chusa dijo...

Como buena madrileña, me encanta aceptar en el crisol cualquier buena aportación. Me voy a apuntar esas "patatillas" a ver si lo "contagio". Es más corto que "patatas de esas de bolsa", que es lo que se suele decir por aquí.
Paso de decir "chips" me parece una cursilada.

Elperejil dijo...

Gracias Chusa... :)

Dillinger is dead dijo...

Efectivamente, como vigués reivindico la palabra "patatillas" que me parece básica. Recuerdo mi estupefacción cuando descubrí que fuera de Vigo no se utilizaba. Algo también muy vigués y muy jocoso es confundir ver con mirar, "no miro bien con estas gafas", "se puso a ver para mi". Vigo is different!