Ne sono fiero, sono un italiano vero

Para romper un poco con la omnipresencia del inglés en el audiovisual, hoy vamos a hablar de falsi amici, de errores habituales en la traducción entre el italiano y el español. Vimos otras veces con el francés que cuanto más semejantes son dos lenguas, más posibilidades hay de cometer errores de traducción muy básicos; sobre todo en el caso del italiano, por lo extendida que está la idea de que no hace falta estudiarlo porque se entiende y que, dado que se entiende, cualquiera puede traducirlo.

El error más típico en las traducciones indocumentadas del italiano es no distinguir el singular del plural; como ya vimos cuando hablamos de Ladrón de bicicletas (mala traducción de ladri, que quiere decir ladrones y no ladrón), el plural en italiano se hace cambiando la -o o la -e del singular por -i, o la -a del singular por -e. Acostumbrados a que la -s sea la terminación del plural, asumimos que spaghetti, gnocchi, penne, etc. son singulares, pero no es así, son plurales: las formas singulares de estas palabras nunca se usan en italiano, pero de usarse serían spaghetto, gnocco, penna, etc. Así que por querer ir de finos no decimos espaguetos, que sería la adaptación lógica de spaghetti al español, y acabamos diciendo en su lugar espaguetis o, peor aún, spaghettis, que es una patada a ambos diccionarios, italiano y español, a la vez. La única pasta que parece haberse españolizado sin problemas son los macarrones (maccheroni).

Volviendo al audiovisual, el último ejemplo que tenemos de este estilo es el del film Le fate ignoranti, traducido aquí como El hada ignorante en lugar de las hadas ignorantes, lo cual traiciona la intención del autor, que es contar una historia sobre varios personajes que vivieron un engaño aunque al principio parezca que sólo uno de ellos era el engañado.

Aunque la regla del plural parezca sencilla y por lo general lo sea, hay que tener cuidado porque muchas palabras italianas acabadas en -e son singulares, sobre todo gentilicios; la salsa bolognesa es otro híbrido "itañol": o lo escribimos en español (boloñesa), o en italiano (bolognese). Y es que en italiano una mujer natural de Bolonia es una donna bolognese, y no bolognesa, al igual que se habla de una ragazza francese o inglese, y no francesa ni inglesa. Bolognese, aunque acabe en -e, no es plural (el plural sería bolognesi).

El otro error habitual al traducir del italiano es la cuestión fonética y ortográfica. La ortografía italiana es un poco distinta a la española, con menos ambigüedades y más adaptada a la fonética de la lengua por haber sido normalizada siglos más tarde. Los italianos emplean la h en spaghetti con la misma función que para nosotros tiene la u en guitarra, no se lee, sirve sólo para indicar que la g debe pronunciarse como nuestra g en gato; de escribir spagetti sin h habría que leer algo así como spayetti. En cambio, la u en guerra o en questo sí debe leerse (para pronunciarse como en español debería escribirse "gherra"). La h tampoco se lee en palabras como ricchi, el plural de ricco, por lo que el famoso grupo tecno de los 80 Ricchi e poveri, cuyo nombre quiere decir ricos y pobres, y no rico y pobre, no se pronuncia con la ch española, sino que se lee Rikki e poveri (para pronunciarse “Richi e poveri”, con la ch española, debería de escribirse “Ricci e poveri”). No tiene nada de malo si lo pronunciamos a la española, pero conviene saber que las reglas ortográficas del italiano no son las mismas del español y que quien las ignora no tiene derecho a burlarse de quien lea Shakespeare como suena en lugar de decir "Shekspir".

De la misma forma, Pinocho, el nombre que se le dio en España al famoso personaje creado por Carlo Collodi (cuyo apellido, por cierto, se pronuncia "Colodi" y no "Coyodi") copia la ortografía italiana del original (Pinocchio) pero no la fonética, que sería Pinokkio. Por lo tanto en España el personaje más que Pinocho debería haberse llamado Pinoquio, Pinoco o tal vez Pinojo, puesto que occhio en italiano quiere decir ojo, aunque ahí no estoy seguro porque el nombre Pinocchio viene del dialecto toscano donde quiere decir piñón, y quizás la pronunciación toscana sea diferente. Ya me imagino que habrá comentarios que protesten de lo mal que suenan Pinoco o Pinojo y que digan que Pinocho es mucho mejor nombre, evidentemente después de 150 años llamándolo Pinocho cualquier otro nombre nos va a sonar muy mal, pero si estuviéramos acostumbrados a otro nombre pensar en Pinocho nos sonaría igualmente ridículo, y aún en el caso de que sonara mejor es un nombre que apostaría que no se escogió por su mayor eufonía sino probablemente porque se pensó que era el nombre original del personaje al ignorar que el italiano no se lee como el español.

18 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Qué bueno que hayas hecho este artículo porque también había pensado yo comentar que, paradójicamente, siendo uno de los idiomas más parecidos al español que hay, tiene más falsos amigos que ninguno.

Es muy habitual confundir palabras como fermatta, que nos suena a cerrada (quizá por el francés), pero es parada. Hablando de transporte público, recuerdo el lío por confundir "feriale", que creíamos que era día festivo y es día de entre semana.

Guardare es mirar, aunque suene a guardar.

Y así muchísimos.

Lo de la pronunciación es un desastre. Típico es que se pida un plato ai funghi pronunciado Funyi y cosas así. Pero ¿hasta qué punto podemos exigir que la gente sepa pronunciar idiomas que no se estudian? Hombre, es cultura, pero tampoco es algo que se pueda decir que si no se sabe supone una ignorancia total. En doblajes, sí, claro, porque se tiene la responsabilidad de que te va a escuchar mucha gente, pero en la vida...

Lo malo es cuando ocurre lo que comentabas el otro día de tratar de equipararlo a otro idioma extranjero y decir Güin Güenders o Máiquel Schumaquer, cuando sería Bim Benders y Mikjael su-puta-madre.

Si con el italiano ocurre, no digamos ya con idiomas del este, en los que la C se debería pronunciar como una s o algo parecido. Por ejemplo, Prosinecki, se tendría que decir Pronineski o algo así. Si es al final, como una ch. Petrovic se pronunciaría Petrovich. Y tantísimos otros.

La navaja en el ojo dijo...

Con lo de la "u" se dan cosas graciosas. Recuerdo cuando, hace un millón de años, mi hermana y yo pasamos un verano en Irlanda, país al que todo el mundo sabe que se va a aprender italiano. Bueno, el caso es que allí todo el mundo eran estudiantes y nadie practicaba el inglés ni de coña. La gente solía estar con compatriotas suyos, pero mi hermana y yo preferíamos hacernos amigas de las italianas. Entonces, mi hermana tenía en la carpreta el nombre de uno que le gustaba: "Quique" y las italianas le preguntaban que quién era "Cuicue".

En otra ocasión había una pareja en un restaurante español que decían: "ma cosa é cueso", o sea "queso". ¿O esto era un chiste? Ya no me acuerdo bien.

La navaja en el ojo dijo...

Ah, ya me he acordado de otro buenísimo: "autista" no es Rainman, es conductor.

Chusa dijo...

La verdad es que en doblaje se cometen pocos errores con el italiano (Ya sabéis que los títulos son cosa de distribuidores y traductores). Ahora son poco frecuentes, pero en los años 60, 70 y 80 se doblaban muchísimas pelis italianas. Lo más difícil es no caer en esa música tan pegadiza que tienen los italianos al hablar. Y cuanto más costumbrista, más "te lo pide el cuerpo".
Por cierto: El doblaje en Madrid se lo debemos a un italiano "genial": Don Hugo Donarelli. Cuentan los actores que lo conocieron que si entrabas en su despacho a pedirle un aumento lo más probable era que salieras contento de que no te lo rebajara. Era un gran negociador. Odiaba la radio, pero la escuchaba continuamente para localizar a los mejores actores y "llevarselos" a su estudio.

jalop dijo...

No digo que todo el mundo tenga que saber italiano, sólo me burlo de algunos restaurantes italianos muy pijos que tienen la carta en "itañol" y de gente que se burla de quien habla mal inglés pero luego ellos cometen las mismas torpezas en otros idiomas. Me parece fantástico que se lean a la española todos los nombres de lenguas que no se conocen, en lugar de querer ir de sofisticado y meter la pata. A Schuhmacher lo podríamos llamar Miguel Zapatero para que los fachas tuvieran pesadillas :-)

Hay una lista bastante completa de falsos amigos del español y el italiano desde el punto de vista italiano en http://it.wikipedia.org/wiki/
Glossario_dei_falsi_amici_della_lingua_spagnola
Uno de ellos es aceto; no sé si recuerdas, Navaja, que me extrañaba ver una botella de "aceto" en una pizzeria porque me sonaba que aceite se decía olio. Y es que aceto es vinagre ....

Galuchi dijo...

En lo audiovisual cualquiera puede traducirlo, e interpretarlo, qué rabia me da cuando en la radio o televisión entrevistan a un italiano, nunca usan un profesional de la lengua, recuerdo en una entrevista en La Ventana en la Ser, cuando termino la entrevista con el italiano nadie se había enterado de nada.
Otro ejemplo es la ropa amichi que se debería pronunciar amikki, ¿no?

La navaja en el ojo dijo...

Es verdad, además, con el aceto ocurre lo mismo con la pronunciación. Si le dices a alguien acheto, se quedará "¿eeiiiinn?" porque todo el mundo dice aceto, como azeto.

Sí, con la ropa amichi pasaba eso.

Lo único es que, a veces, como todo el mundo pronuncia mal, pues para que te entiendan tienes que acabar diciendo lo mismo. Yo recuerdo cómo de joven pedía vodka en las discotecas y, entre el ruido y tal, no me entendían jamás. Hasta que vi que no había más remedio que pedir un vozka con limón. Y a partir de ahí ya me entendieron.

Otro falso amigo es spesso que no significa espeso, sino a menudo.

Tienes razón en que, si a los consumidores no se les puede pedir que lo sepan, por lo menos a quienes diseñan embalajes como el que pones de bolognesa y a los de las cartas de los restaurantes, sí. Pero también encuentras cartas en español que dicen gaspacho, almóndigas, fidegua... aunque eso es más en las pizarras del menú del día. Y es muy gracioso.

La navaja en el ojo dijo...

Con lo que más confunde la gente lo del plural que indicas es con paparazzi. Todo el mundo dice "un paparazzi". Y ahí sí sería grave porque se suele decir en los medios de comunicación, donde deberían hablar bien para dar ejemplo. Ya me extraña que aún no se sepa que la "i" es el plural, cuando el italiano es tan próximo. Por eso las imitaciones de los italianos se hacen acabándolo todo en -i, pero sin saber bien a qué se refieren.

jalop dijo...

Es que los falsos amigos son propios de las lenguas que tienen un origen común. No creo que haya muchos falsos amigos entre el español y el húngaro o el ruso, y si los hay será por mera casualidad y coincidencia fonética u ortográfica, pero entre el italiano y el español no es casual la cantidad tan enorme de falsos amigos que hay. La base de los dos idiomas es la misma y casi todas las diferencias entre uno y otro son por cuestiones de uso; por ejemplo la palabra "caldo" aquí acabó restringiendo su uso y designando sólo a un plato de comida, mientras que en italiano mantuvo su sentido general de "caliente"; "vicino" en español pasó a designar a quien vive a nuestro lado ("vecino") mientras que en italiano mantiene un sentido más general de "cerca" o "cercano"; a "máquina" le ocurrió al contrario, en español mantuvo su sentido general mientras que en italiano ("macchina") tomó el sentido de "coche" y largo etcétera. En inglés hay muchos falsos amigos porque las palabras cultas inglesas vienen también del latín, así que estamos en las mismas.

"Paparazzi" tiene un origen cinematográfico porque surge de un personaje de La dolce vita, el fotógrafo Paparazzo. Por lo tanto cuando se habla de los paparazzi está bien, pero cuando es uno solo debería decirse un paparazzo. Pero bueno, al menos no se habla de "los paparazzis" que sonaría aún peor.

jalop dijo...

Por cierto, los italianos cuando parodian a los españoles lo hacen acabándolo todo en "s", mientras que aquí imitamos a los italianos acabando todo en "ini", "oni". Además otro de los tópicos más arraigados sobre el italiano, que es que las palabras que aquí acaban en "r" allí lo hacen en "re" tampoco es del todo cierto, porque en italiano se admiten las dos formas: amor o amore, cantar o cantare, cuor o cuore, etc.

Ernesto dijo...

Que casualidad, hacia varios dias que no paseaba por aqui y en el interin dedique un post a The Fratellis con un colofon que resumia la regla de los plurales italianos.....

bara bap bara ra ra bara bap bara ra ra ra...

Ernesto dijo...

Cuando coincidi en Rimini (me imagino que existio algun Rimino, no?) con mi hermana, ella tenia un amigo que se llamaba Gianteo, pero que en "peruano" le terminaban llamando rapidamente "Llantero".... obviamente que luego no le hizo mucho gracia al chico este que todo el rato le estuvieran diciendo "gomista" (que es como se dice en italiano al que repara llantas o neumaticos)

La navaja en el ojo dijo...

Yo creo que la imitación de los italianos acabando las palabras en e o en otra vocal no es porque en italiano lo hagan así, sino por la forma en la que ellos pronuncian en otros idiomas. Igual que de los franceses se dicen que, en inglés, en lugar de the, pronuncian ze (véase la película gabacha Ze Film), de los italianos se dice que dicen My namea isa Giuseppe. I wasa boy. Why you looka so sad. It'sa nicea place. Shuddappa your face.

Este vídeo es para partirse de risa: http://www.youtube.com/watch?v=d-BKcKMS748&mode=related&search=

Chusa dijo...

Tras falsos amigos no tan animales como parcen: Loro, osso, burro.

La navaja en el ojo dijo...

Es que son muy graciosos. Loro es de ellos, burro es mantequilla. ¿Qué es osso? ¿Hueso?

Por algo Vicisitud decía que la mayoría de las palabras del idioma mundial (http://vicisitudysordidez.blogspot.com/2006/09/el-idioma-mundial.html) salían del italiano.

Vicisitud y Sordidez dijo...

¿Que es eso de que Pinoko suena mal?

Escandalizado me he.

Chusa dijo...

De ahí el Osso-bucco, que está tan rico y que yo de pequeña creía con toda naturalidad que era un guiso de oso. Cuando supe que era vaca y que se llama así por el "Hueso-hueco" del centro de las piezas, tuve que confirmar que con el "rabo de toro" no me habían timado.

La navaja en el ojo dijo...

El mejor falso amico. Una amiga de un amigo de un amigo pidió en una tienda de cacharros para la cocina un cazzo elettrico.

Pero es que alguien con muy mala intención le dijo que se decía así.

Y quien no sepa lo que significa cazzo en italiano, que busque en un diccionario y verá lo que se ríe.