La regla del juego y El amor después de mediodía

Si muchas veces se llevan a cabo traducciones literales y poco idiomáticas de expresiones inglesas, este problema se acentúa con lenguas más parecidas a la nuestra en las que la probabilidad de que se nos cuelen falsos amigos es mucho más alta. Por eso decimos en español jugar un papel (jouer un rôle), que es incorrecto pero que suena bien, pero nunca diríamos esta es la chica yo fui al cine con (this is the girl I went to the movies with).

Resumiendo, que al traducir del francés se cometen errores muy evidentes en los que difícilmente se caería en una lengua que fuese más distinta a la española. Un buen ejemplo es la mítica película de Jean Renoir La regla del juego (1939), título habitual entre las listas de las más grandes obras de la historia del cine. Tan habitual que hay que pararse a pensar para darse cuenta de que en español no decimos explícame la regla de este juego, ni la regla del fútbol prohibe tocar el balón con la mano, sino que utilizamos siempre el plural, explícame las reglas de este juego, las reglas del fútbol prohiben tocar el balón con la mano. En francés sí se emplea el singular o el plural indistintamente, La règle du jeu no resulta extraño ni forzado en ese idioma, por lo que debería traducirse por Las reglas del juego, en plural.

Más flagrante todavía resulta que la película de Eric Rohmer L'amour l'après-midi (1973) se titule en España El amor después de mediodía, cuando cualquiera que haya cursado el primer año de la Alianza Francesa, la Escuela de Idiomas o la ESO sabe que l'après-midi no es después del mediodía, sino la tarde. Puestos a ser abogados del diablo, se podría decir que tan burda traducción literal podría fundamentarse en que nuestros horarios son diferentes a los del resto de Europa y también lo es la forma en que dividimos el día. Cuando hablamos de la tarde en español, es un concepto muy amplio que abarca desde el mediodía hasta casi la hora de acostarse. En la mayoría de lenguas europeas, no obstante, se distingue entre las horas posteriores al mediodía (the afternoon, l'après-midi, der Nachmittag, il pomeriggio) y las previas a la llegada de la noche (the evening, le soir, der Abend, la sera). Por ello podría matizarse que tarde no es una traducción exacta de après-midi, más aún cuando en la película el protagonista hace hincapié en que el momento más aburrido de la jornada, y en el que le pueden surgir tentaciones, es justo al acabar de comer. No obstante, si se quiere ser tan específico, disponemos en español de un término exacto para esa hora del día, que es la sobremesa. Amor de sobremesa, todavía mejor que El amor por la tarde, sería un estupendo título para L'amour l'après-midi.

9 comentarios:

Olli Carreira dijo...

Amor de sobremesa suena a programa de la Campos XD.

No, ahora sin bromas. Me gusta la propuesta, aunque ahí estoy de acuerdo que el problema es ese, que el concepto de Mittag y Nachmittag no nos entra a los españoles :D

Ernesto dijo...

Rompiendo un poco la endogamia lingüistica debo decir que en Latinoamerica la tarde acaba cuando se pone el sol (usualmente entre las 6 y 7:30 de la tarde segun la estacion), razon por la cual alucinaba cuando me decian buenas tardes alas 8 y media de la noche...plop!!!

Ahora que en el ingles se rayan tambien pues night es diferente de evening..

Un saludos y si.... concuerdo con lo de laS reglaS :)

Paco Fox dijo...

Curioso: Siempre he dicho 'Las reglas del juego'. Será que algo en mí me impulsaba a confundir el título oficial en español con la traducción correcta.

Chusa dijo...

La sobremesa se aplica a las charlas que se producen durante y después de la comida "Estuvimos un rato de sobremesa", se entiende que es conversando y no paseando, durmiendo la siesta, leyendo o realizando cualquier otra actividad. Tal vez se podrían incluir el mus o el dominó, pero en ese caso lo normal sería explicar que "echamos una partidita".
"El amor por la tarde" o "a primera hora de la tarde" si se considera conveniente ser más precisos (yo no lo creo) sería una buena traducción.

jalop dijo...

No sé si habeis visto la película; en ella es importante el matiz de primera hora de la tarde, porque el protagonista (casado) se cita con una amiga/posible amante precisamente en su rato ocioso del día, el tiempo que transcurre entre que acaba de comer y que vuelve a la oficina. Por ello, "El amor por la tarde" no me parece mal título pero creo que es preferible ser más preciso, porque para nosotros la tarde suele ser al salir del trabajo. "El amor a primera hora de la tarde" me parece demasiado largo; como traducción dentro de un contexto, sí podría estar bien (al igual que "el amor después de comer"), pero como título no me convence. Es cierto que sobremesa nos suena a charla mientras seguimos sentados a la mesa, o a culebrón o telefilm en la tele, pero es el término más exacto para definir esa parte del día.

La navaja en el ojo dijo...

Clama al cielo que tradujesen "después del medio día". Como lo habíamos comentado en persona, ni me di cuenta de que no lo había escrito aquí.

Y la regla del juego también es algo que suena artificialísimo, casi tanto como esta palabra que he utilizado, je, je.

Al final va a ocurrir que los títulos de pelis no anglosajonas se traducen aún peor, pero que se nota menos porque son menos famosas. Ya pondré yo algún ejemplo.

Chusa dijo...

El caso es que esa franja horaria tiene un nombre muy preciso en español que es "la hora de la siesta". No conozco la película y no sé si se presta a confusión, pero todos sabemos a qué hora nos referimos cuando hablamos de la hora de la siesta aunque la dediquemos a leer, ver la tele o quedar con alguien.

jalop dijo...

El problema de "la hora de la siesta" es que no suele ser adecuado introducir un elemento tan local como es la siesta en España en el título de una película extranjera, sería como si en un texto inglés hablara de las cinco de la tarde como la hora del té y aqui lo tradujéramos por la hora de los toros, quedaría fatal.

Lo de la siesta podría ser si en la película el personaje se fuera a casa a echar la siesta y allí le pasaran cosas, pero no es el caso, se dedica a deambular por la ciudad. La conclusión que saco es algo muy obvio pero que me da la impresión de que muchas veces no ocurre, que a veces es importante ver la película antes de traducir su título.

Anónimo dijo...

"L'amour l'après-midi" se mostro, en los 70, en Buenos Aires con el titulo "El amor a la hora de la siesta"